Menu

¡Mala Pata! Un Camarógrafo Atropelló a Usain Bolt en Plena Pista de Beijing

Hay gente que tiene el presentimiento de que va a vivir un mal día, y seguro eso le pasó al camarógrafo Chino que protagonizó uno de los accidentes más graciosos y virales de la web. Tuvo la mala fortuna de atropellar al astro del atletismo, Usain Bolt, en plena pista del Mundial de Beijing. Bolt terminaba de ratificar que es el mejor velocista del mundo tras ganar con mucha propiedad la final de los 200 m. del Mundial de China con un tiempo de 19”555 y como quien dice sin despeinarse ante Justin Gatlin. Usain Bolt estaba dando la vuelta de honor, descalzo y respondiendo a los aplausos de los aficionados. Es el mejor velocista del mundo desde hace rato y despierta una atracción sin igual en el público y la prensa. Bolt tiene esa actitud entre rebelde y genial que lo hacen diferente, más allá de los magníficos tiempos que logra cuando se esfuerza en las carreras, aunque en la mayoría de ellas nos da la sensación que no da lo mejor de si, pero ese es tema para otro informe. Lo cierto es que una vez que terminó la carrera y antes de recibir la medalla correspondiente, Bolt comenzó a dar una vuelta a todo el estadio recibiendo el ensordecedor aplauso de todos los presentes que seguro estaban apreciando a uno de los mejores velocistas de la historia. Pero ahí, pasó lo inesperado.

La transmisión televisiva, fue implacable con su funcionario. Mostró paso a paso cuando el cámara perdió el control del segway que estaba utilizando para seguir al jamaiquino y terminó por atropellarlo. Los dos se fueron al suelo, y por fortuna Bolt no sufrió heridas ni lesiones, al menos en primera instancia. El incidente fue aparatoso y Usain podría haberse hecho daño en la espalda o la zona de lumbares, aunque tras el susto se reincorporó, tocándose una de sus piernas con gesto dolorido. Sin embargo, enseguida continuó con esa vuelta de honor, sonriente y dejando detrás suyo al reportero, que fue atendido. El periodista se llevó la peor parte del accidente porque, además de dar con sus huesos en el suelo, se le cayó la cámara en la cabeza.

Las piernas de Bolt están aseguradas en varios millones de dólares y su imagen es un negocio millonario. El jamaiquino es imagen de varias empresas multinacionales que no dejan de facturar por la fascinación que su imagen causa en los compradores del mundo.