Menu

10 Veces en las que Kim Kardashian Se Vistió Muy Mal

Kim Kardasahian nos tiene acostumbrados a ser un referente de la moda, pero no siempre acierta con sus looks. Dadas las características de su cuerpo, Kim debe tener más cuidado que el resto para lucir sus pronunciadas curvas sin parecer gorda y para parecer más alta. Aquí recordamos diez veces en la que su vestuario no la favoreció en nada.

1) Gala del Museo Metropolitano de Nueva York 2013: Con este floreado traje de Ricardo Tisci de la firma Givenchy, Kim Kardashian se convirtió en el centro de decenas de burlas y parodias que se propagaron por internet en los que la comparaban con un sofá, un papel tapiz e incluso con el recordado personaje de Robin Williams, Mrs. Doubtfire.

2) Premios Grammy 2011: Con este atrevido traje dorado, la estrella de E! lució como una verdadera estrella porno en la noche más importante de la música, la entrega de los premios Grammy.

3) MTV Europe Music Awards 2012: En esta entrega de premios, Kim quiso adueñarse de la alfombra roja y para ello decidió llevar un vestido negro adornado con una larga y ridícula cola de tul que, además de ser poco glamorosa, también resultó ser poco práctica porque la estrella tuvo varios tropiezos durante la ceremonia.

4) Evento The Hollywood Reporter 2013: Luego de haberse convertido en madre, Kim comenzó a impresionar a todos con looks sofisticados y con su nueva cabellera rubia, pero todo cambió abruptamente cuando decidió vestirse completamente de dorado y amarillo. Las burla no tardaron en propagarse por internet.

5) Semana de la Moda de Paris 2012: La baja estatura de Kim fue mucho más notoria en este vestido negro gracias a las aplicaciones florales en en tercera dimensión que adornaron el hombro de la estrella de E!. En la pasarela el vestido lucía sensacional, pero en la curvilínea figura de Kardashian perdió completamente su efecto arquitectónico.

6) Colores + poca tela= resultado para el olvido. Kim querida, no tienes la figura como para estar exhibiendo tu zona abdominal.

7) Como Beyoncé. Mostrando demasiado escote, el resultado es vulgar y exhibicionista. Otra vez en la que Kim se equivocó.

8) Pelo rubio y cola de sirena. La combinación fue letal, y ni que hablar de la tela verde brillante. Kim parecía aún más baja de lo que es. Seguramente al llegar a su casa quemó el vestido.

9) En esta ocasión intentó con un vestido muy corto y botas de caña alta. El resultado es que sus piernas se ven mucho más anchas y cortas que lo acostumbrado.

10) Para el final, un look urbano que no la favorece, la ropa demasiado ajustada, el pantalón apretado y el volado en la cadera la hacen ver absolutamente gorda.